Arequipa Ciudad Negra

Muerte lenta pero segura

Es verdad que estamos viviendo momentos de crecimiento vertiginoso de la población, pero a ello se suman otros factores implicados, como la tala indiscriminada de árboles, el uso irracional de productos químicos cuyos componentes dañan la capa de ozono, entre otros; así que lo primordial para cuidar nuestro medio ambiente comienza por la educación de lo habitantes de cada nación, para poder sensibilizarnos, asumir la responsabilidad con la toma de medidas pertinentes y lograr disminuir la contaminación.

Nos damos cuenta cada día cuando vamos a estudiar o trabajar, a hacer nuestras actividades diarias, que una extensa y permanente capa de humo envuelve cada vez más la ciudad de Arequipa y esto está incrementándose con el crecimiento económico, una mejor condición económica ha incrementado el número de vehículos circulantes, aumentan también los residuos sólidos, y los botaderos clandestinos.

Estos factores y otros más repercuten en nuestro medio ambiente, dañando principalmente nuestra salud, la salud de nuestros hijos, de la próximas generaciones; ¿cuántos de nosotros se han dado cuenta que las enfermedades respiratorias (asma, bronquitis crónica) han aumentado, así mismo las enfermedades de la piel (cáncer a la piel), gastritis, etc.? ¿Y cuál es la causa?, la respuesta está en nosotros mismos, “no seamos parte del problema, sino de la solución”.

De no trabajar para restaurar el equilibrio ambiental, este proceso se hará irreversible, para hacerlo mas grave la tala de árboles es un problema concomitante, sabemos que son el pulmón de cualquier ciudad, de nuestro planeta, si no hubieran árboles provocaría no solamente desequilibrio en la emisión de oxigeno sino también en la fauna y flora, en resumen a todos los seres vivos que se encuentran habitando en él.

Algunas estadísticas importantes:

•    Cada persona genera 300 kg de basura al año, un 80 % de esta es reciclable
•    1 tonelada de papel reciclado salva la vida de 17 árboles.
•    Por cada 2 toneladas de plástico que se recicla se deja de quemar 1000 litros de petróleo.

Realmente parece increíble, entonces demos un giro a esta realidad que tenemos ahora en la ciudad de Arequipa.

Queremos calidad de vida, queremos una ciudad limpia, queremos que las nuevas generaciones gocen del mismo hábitat que las autoridad ahora no se preocupan, borremos esta realidad, que forme parte del pasado y constuyamos una mejor Arequipa, que sea orgullosamente llamada ciudad blanca.

No comments yet.

Deja un comentario

 Caracteres disponibles