Comenzando por el final

Habitualmente cuando queremos lograr un objetivo, nos ponemos a pensar en ¿Cuál paso más importante que debemos dar? sin embargo, lo mas importante siempre es dar el primer paso; no pensar en darlo, sino simplemente darlo.

Stephen Covey decía, empiece con un fin en mente; ese fin es precisamente la meta a donde queremos llegar, en el documental del “El secreto” lo llaman el tablero de visión, es que para concretar un resultado, tenemos que sentir que ya existe.

Thomas Alva Edison logró construir una bombilla que duró 1500 horas después de mil intentos, pero no por testarudo, esa bombilla ya existía en su mente, él solo quiso materializar algo que probablemente había visto en sueños.

Todo lo vemos a nuestro al rededor, todos esos inventos y esas comodidades de las que hoy gozamos, no aparecieron allí por arte de magia, alguien tuvo que imaginarlos primero, y luego los materializaron, ese es orden de las cosas.

Incluso las cosas materiales, primero existen en nuestra mente y luego las materializamos, ese camino o recorrido entre el primer paso y la meta final es poco importante, o nada importante si no tenemos claro el objetivo.

Así que lo más importante para alcanzar una meta, es tener la meta, sino tenemos claro eso desde el principio, conseguir un resultado favorable por cuestiones de azar, será eso mismo, cuestión de suerte.

Algunos pegan fotografías en su escritorio de la casa de sus sueños, que algún día quieren comprar, esto les recuerda siempre hacia donde quieren ir, otros compran autos en miniatura como un preludio de lo que quieren tener.

Cualquier “objeto” que nos recuerde la meta constantemente es válido, mientras cumpla su cometido, mientras nos recuerde el final, porque por ahí es por donde debemos empezar por conocer el final de nuestro trabajo y esfuerzo.

One Response to Comenzando por el final

  1. Elio 24 mayo, 2016 at 7:48 pm #

    Que elegancia de las cosas!
    Que inspiracion significativa.

Deja un comentario

 Caracteres disponibles